Antes de la URSS: Raras fotos a color de la época del Imperio ruso

El son de la nación
El son de la nación: Adivina de qué país se trata por su himno
February 13, 2016
Katiusha
Katiusha (canción soviética)
May 10, 2016

El fotógrafo que tomó estas increíbles fotos fue Serguéi Prokudin-Gorski, pionero de la fotografía de color. Entre 1907 y 1915 recorrió casi todo el Imperio ruso captando sus paisajes, habitantes y costumbres. Les presentamos algunas de ellas.

Alrededor de 1905, Prokudin-Gorsky empezó a esbozar un plan destinado a utilizar los avances tecnológicos más vanguardistas para fotografiar en color todo el Imperio ruso de principios del siglo XX.

El objetivo de este ambicioso proyecto era educar a los estudiantes rusos enseñándoles en proyecciones de color la vasta y diversa historia y cultura de Rusia, además de la creciente modernización del imperio.

Para su proyecto, el zar Nicolás II puso a disposición de Prokudin-Gorski un vagón de tren equipado con una cámara oscura y los insumos necesarios. Igualmente obtuvo todos los permisos para visitar áreas de acceso restringido y contar con el apoyo de la burocracia del imperio.

Así equipado, Prokudin-Gorski recorrió el imperio entre 1909 y 1915, documentándolo con imágenes y dando a conocer la magnitud del imperio a sus habitantes. Lo extraordinario de su obra fotográfica reside en que su colección ofrece un retrato único y a color de la Rusia de principios del siglo XX, donde, en un vasto territorio, convivían diversas etnias, culturas, religiones y podían apreciarse las diferencias entre las zonas urbanas, en pleno proceso de industrialización, y las zonas rurales, cuyo modo de vida era completamente arcaico, propio de incluso siglos anteriores al XIX y XX.

De esta forma, Prokudin-Gorski retrató en sus fotografías iglesias y monasterios medievales de la antigua Rusia, ferrocarriles y fábricas propias de una potencia industrial emergente, pero también la vida cotidiana, el trabajo, los hogares o las vestimentas de la población rusa.

Se estima que el inventario personal de Prokudin-Gorski antes de abandonar Rusia contaba con unos 3500 negativos. A su salida del país, aproximadamente la mitad de las fotografías fueron confiscadas por las nuevas autoridades rusas, por contener material estratégico (ubicaciones) sensible que podía comprometer la integridad del país en tiempos de guerra.

Sin embargo, de acuerdo con las notas del propio Prokudin-Gorski, las fotografías confiscadas «carecían de interés para el público general». Otros negativos fueron regalados u ocultados. Cuando Prokudin-Gorsky supo de la ejecución del zar y su familia durante la Revolución rusa, el nuevo gobierno soviético ya se había establecido más allá del antiguo Imperio ruso.

Entonces, los álbumes y las frágiles placas de vidrio que contenían los negativos se registraron y fueron almacenados en el sótano de un edificio de apartamentos de París, debido a que la familia de Gorsky estaba preocupada de que pudieran dañarse. En 1948, la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos compró a sus familiares la colección por entre 3500 y 5000$ de la época, a petición de un investigador que estaba indagando su paradero.5 Fuera de la colección, que consta de 1902 negativos y 710 copias de negativos, no se han vuelto a encontrar más fotografías.